Quique Sánchez Flores reconoció que a su equipo le costó hacerse con las riendas del partido ante el Nastic, pero se congratuló de haber sabido sacarlo adelante y de haber llegado al "necesario" parón liguero como colíder. "Nos costó entrar en el partido, pero hicimos un buen segundo tiempo", resumió, explicando que a su equipo le faltó "gracia para la conexión de las jugadas" y tuvo "dificultades ante un rival que no dejaba presionar y costó defenderles".<img src="http://feeds.marca.com/~r/marca/1adivision/~4/30756825"/>

More...