El Lille y el Milan se repartieron, sin goles, los puntos (0-0), en un partido sin brillo y en el que el equipo italiano evidenció ser superior al rival pero pagó un cierto conformismo, pues fueron muy pocos los minutos en que, en verdad, se decidió a ir a por el triunfo. Carlo Ancelotti había definido en las horas previas el partido tal vez como el más importante de cuantos tenía que jugar en el grupo. Quizás por ello se vaya contento del empate sacado, que le confirma en el liderato y amplia sus opciones de clasificación.<img src="http://feeds.marca.com/~r/marca/champions/~4/27892071"/>

More...