Si Robinho era el fiel reflejo de la felicidad tras el encuentro de Huelva, el rostro de Robben no ocultaba su desolación. Y es que el holandés ya se imaginaba que la dura entrada que le realizó Quique Costa le iba a obligar a permanecer varias semanas en el dique seco. Pues dicho y hecho.<img src="http://feeds.marca.com/~r/marca/1adivision/~4/244706049" height="1" width="1"/>

Read more...

You can comment this subject by pressing 'Post reply' button below, but you have to register on our forums first. Registration is free and quick.